¿FEMINISMO?

¿FEMINISMO?

Entradas Populares

Comparte en TWITTER

Seguidores

miércoles

Un día Internacional y ….NO a la VIOLENCIA de género…


En el año 1995 comencé a transitar en el agitado terreno de los temas de género, en especial la siniestra y oscura realidad de la VIOLENCIA contra las mujeres.
Viviendo en una comunidad “conservadora” como San Pedro Garza García, hablar de que los hombres golpeaban a las mujeres no era un tema agradable, y menos cuando se refería a un sector social y económicamente privilegiado. Nunca hubo en mi entorno nada que se relacionara con este fenómeno, de ahí que el conocerlo despertó mi curiosidad y mi enojo.
Fue en este municipio del estado de Nuevo León (en México), en donde un grupo de MUJERES (con mayúscula) fuertes y a la vez sensibles hacia el sufrimiento y la desigualdad vivida por otras mujeres, se dieron a la tarea de abrir la “Casa de la Mujer” como un proyecto del DIF municipal, en donde se atendería a esas víctimas del abuso machista tan frecuente en todas las sociedades.
Han pasado 15 años, ese tema se ha ido desmitificado y ya no asusta a nadie, aún y que el maltrato hacia las mujeres, de una u otra forma, continúa siendo una práctica muy frecuente.
Hoy en el marco del día internacional de la NO violencia hacia la MUJER, no voy a exponer estadísticas ni a seguir la cantaleta de siempre sobre las muertas de Juárez; hoy mi reflexión es otra…
Mirando hacia atrás y recordar las muchas historias, los lamentos, las luchas aparentemente estériles libradas desde distintos frentes…los cursos tomados, los libros leídos, las decepciones sufridas; los amigos insensibles, las mujeres machistas, las discusiones con los defensores de las “buenas costumbres familiares” y peor aún, los católicos ultra conservadores.
Releer todos mis artículos escritos con gran pasión pero no siempre  publicados. Mi participación en foros y en consejos ciudadanos. Los años dedicados a la educación de mis hijas para sembrar en ellas un fuerte deseo de seguir su propio sueño, y no un sueño compartido, pero ajeno a ellas.
Tantas lágrimas derramadas por mujeres confundidas que no lograban entender, que solo ellas tenían el poder de cambiar sus propias vidas.
Experiencia, frustración, compasión, desesperación… 15 años de luchar donde lo más maravilloso fué sentir la fuerza femenina encontrada en el camino al coincidir con otras aguerridas y brillantes mujeres que al igual que yo, sentimos que este mundo sería más acogedor y humano si el valor de la EQUIDAD fuera practicado en todas los hogares de mi México y Latinoamérica.
La lucha a favor de los derechos de las mujeres fortaleció en MI el significado de mi propia vida....¿Cómo?
Primero porque pude apreciar y valorar a mi pareja, mi cómplice, marido y fiel compañero; mi principal admirador y apoyo incondicional en la búsqueda de mi misma.
Segundo, porque este camino de ensayo y error despertó en mí un gran deseo de conocer para aprender y entender sobre la vida y sobre las relaciones humanas.
Desde mis primeros talleres en el PRONAM, hasta mi Certificación por el INMUJERES, logrando penetrar el fenómeno de las diferencias de género, me permitió constatar e identificar que en las tradiciones, celebraciones, costumbre, creencias, expresiones del México tradicional y actual, persiste aún un legado machista arraigado e inamovible.
Recordando hoy la expresión de la escritora chilena Isabel Allende al denunciar que "Hasta el más miserable de los hombres tiene una mujer a la cual mandar" me queda claro que el origen del conflicto entre los géneros se encuentra en los roles sociales preestablecidos e injustos; la lucha por el poder y la todavía vigente y equivocada idea de que el hombre debe "controlar a la mujer".
Mi mensaje de hoy, en el marco del 25 de noviembre día de la NO violencia hacia las MUJERES, es para las personas que comparten mi sueño...el sueño de una sociedad igualitaria, equilibrada y justa:
Somos individuos que nacemos solos y morimos solos. Durante nuestra corta o larga vida, la compañía de “otr@s” debe darse en igualdad, para poder gozar de nuestra dignidad humana, y morir sin haberla perdido nunca.

22 comentarios:

  1. @fabioladelacruz10.11.10

    Excelente post amiga, me ha tocado ver la situación que describes cuando apoyaba a MOSOCOVIS un movimiento que apoyaba a mujeres maltradas física y psicológicamente, y es increíble ver como ellas se sentían culpables de ser abusadas, yo no lo podía creer y entender… me molestaba mucho que no se quisieran…

    Y la situación tristemente ha ido cambiando pero muy poquito a poco, por lo menos aquí en mi Estado =oS

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, pero, afortunadamente al día de Hoy, la Mujer Actual se ha ido posicionando y actualmente ocupa puestos que en décadas anteriores, sólo se reservaban a los Hombres. Ningún recurso estará de más, para hacer llegar a todos los rincones la preparación necesaria, tanto académica como social, para que
    la Mujer logre homologar sus derechos con el Hombre.

    ResponderEliminar
  3. Ana, (aunque tú no quisiste tocar el tema, lo haré yo], yo vivo en Chihuahua capital y viví algunos años en Cd. Juárez, la violencia contra las mujeres la vi de muy cerca, era visible para todos y muy pocos nos atrevíamos a hablar de ella [como fue en tu caso], yo lo hacía desde mi trinchera [trabajaba en una estación de radio, tanto en la frontera, como en mi ciudad actual de residencia] allá como acá siempre hubo cierta incomodidad de mis jefes cuando yo tocaba el tema al aire.
    No callemos Ana, no callemos Fabiola, se incomode quien se incomode, no callemos; y orientemos a nuestra mujeres, a nuestras niñas, a las mujeres que estan cerca de nosotros, formemos cadenas de ayuda funcionales, necesitamos estar unidos, necesitamos cambiar "usos y costumbres" que tanto daño hacen a las mujeres, necesitamos hablar, necesitamos escribir, necesitamos gritar: ¡No a la violencia contra las mujeres en ninguna de sus formas!
    Saludos y felicidades por tu trayectoria Ana en defensa de las mujeres.
    Felicidades a ti también Fabiola.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ana, (aunque tú no quisiste tocar el tema, lo haré yo], yo vivo en Chihuahua capital y viví algunos años en Cd. Juárez, la violencia contra las mujeres la vi de muy cerca, era visible para todos y muy pocos nos atrevíamos a hablar de ella [como fue en tu caso], yo lo hacía desde mi trinchera [trabajaba en una estación de radio, tanto en la frontera, como en mi ciudad actual de residencia] allá como acá siempre hubo cierta incomodidad de mis jefes cuando yo tocaba el tema al aire.
    No callemos Ana, no callemos Fabiola, se incomode quien se incomode, no callemos; y orientemos a nuestra mujeres, a nuestras niñas, a las mujeres que estan cerca de nosotros, formemos cadenas de ayuda funcionales, necesitamos estar unidos, necesitamos cambiar "usos y costumbres" que tanto daño hacen a las mujeres, necesitamos hablar, necesitamos escribir, necesitamos gritar: ¡No a la violencia contra las mujeres en ninguna de sus formas!
    Saludos y felicidades por tu trayectoria Ana en defensa de las mujeres.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Felicitaciones Ana,

    Un tema que pareciera que no pierde vigencia en nuestro país, lamentable es, ver la manera en como se le trata a la mujer, sea al nivel que sea, con ese maltrato y misoginia, que desde políticos hasta el mas humilde habitante ejerce sobre ellas.

    Como a bien refiere 3NRIQ3, no debemos quedarnos callados, porque es algo que nos afecta a todos, todos nos vemos ofendidos, lastimados, golpeados, violados y asesinados cuando esto le sucede a una mujer. Es tiempo de trabajar para que todo ello se termine, por una sana convivencia del ser humano, porque no existe un ser mejor que otro, mujeres y hombres por igual.

    ResponderEliminar
  6. Triste realidad que vivimos en nuestra américa latina, pero no somos lamentablemente, lo únicos.
    En realidad no sé si es un tema de genética, de tradición demoníaca machista, de poseer, aplastar, destruir, que en algún momento quedó codificado en la conducta del hombre el golpear, el abusar, el violar en todo sentido a la mujer.

    No sé si está en los códigos religiosos y civiles, cuando aún se mantienen ciertos conceptos que de sólo leerlos da horror y ese conjunto de preceptos como que ayudan a mantener este tipo de aberraciones sociales y psicológicas.

    Con todo, creo que también lamentablemente, por concetualizaciones equivocadas, por ser el proveedor del sustento o mil razones más, no comprendidas, la mujer, como ya he sostenido en otras oportunidades, también es culpable de ser un objeto de uso y abuso del hombre y esa conducta si es modificable, pues es la que sufre en carne propia, las vejaciones de todo tipo a que se ve envuelta.
    Las campañas en favor del respeto, de la no violencia, de animar a las denuncias y a no tenerle miedo a enfrentar la vida, no deben cesar además, naturalmente, entregar a la sociedad, las herramientas para sancionar drástica y ejemplarmente a estos parias sociales, cuando comenten esos delitos y abusos contra la mujer.
    Dios quiera que la educación, los valores, el espeto, el dejar ser y hacer, el comprender que la mujer es el mejor regalo que Dios le dio al hombre para que le acompañara y le hiciera crecer en armonía y respeto.

    ResponderEliminar
  7. Felicitaciones Ana,

    Un tema que pareciera que no pierde vigencia en nuestro país, lamentable es, ver la manera en como se le trata a la mujer, sea al nivel que sea, con ese maltrato y misoginia, que desde políticos hasta el mas humilde habitante ejerce sobre ellas.

    Como a bien refiere 3NRIQ3, no debemos quedarnos callados, porque es algo que nos afecta a todos, todos nos vemos ofendidos, lastimados, golpeados, violados y asesinados cuando esto le sucede a una mujer. Es tiempo de trabajar para que todo ello se termine, por una sana convivencia del ser humano, porque no existe un ser mejor que otro, mujeres y hombres por igual.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10.11.10

    Como siempre, excelente tu artículo, en casa, tu casa, siempre hemos tenido un clima de libertad responsable, siempre nos hemos apoyado y creo que ha sido el éxito de nuestro matrimonio por 25 años, tres hijas y dos nietos. Gracias Anita por compartir tu parte tan humana, eres una mujer excepcinal...!!!
    Con admiración... @civismocity Jorge Alcántar.

    ResponderEliminar
  9. Muy buenas, para empezar creo necesario que en el Tercer Milenio hay que condenar todo tipo de Violencia.
    Existen casos de violencia de género, claro, hasta que generación tras generación sea educada sin recibir un palo.
    Pero, y me refiero en el ámbito español, la extrapolación de la ley y el alarmismo social, ha llevado a muchos hombres inocentes a pasarse un mínimo de 10 meses en prisión. Te expongo el caso que se ha tipificado en estos últimos años, en los que ante un divorcio, han habido mujeres que con sólo denunciar falsamente a sus parejas, estos han sido apartados de la sociedad y la mujer se ha quedado el piso, la custodia y todo lo que le ha permitido la ley. Errores del sistema que tanto gusta crear al poder y los medios manipulados.
    EN fin, hay que pedir No a la violencia, por ningún motivo, No a la pena de muerte (de seres humanos).. No a la fabricación de armas para matar seres humanos ...
    No hay que buscar tantos matices que lo permiten.
    Un abrazo intenso con la mejor energía 8^D

    ResponderEliminar
  10. Muy bien escrito porque se siente que lo sientes. Por eso tiene sentido que lo escribas y lo vivas como lo sientes y viceversa. Poco que añadir y mucho que aprender. Tal vez unos versos de poeta añejo:

    ¡Ah, piedra es y férreo quienquiera que a su muchacha / pega! Está derribando del cielo a los dioses. (Tibulo, Carmina, 1, 10, vv. 59-60)

    ResponderEliminar
  11. Ana hermana, voy con calma: tu texto y los comentarios que ha obtenido incurren en un terreno "feminista" que el feminismo radical ya ha criticado de muchas maneras: el victimismo --un discurso, en definitiva, machista y que, por ello, necesita ser revisado con mucho cuidado y criticado a fondo, generando en verdad nuevos discursos más libres y felices, menos quejumbrosos. Porque, la liberación de los esclavos en los EUA, por ejemplo, una acción donde el feminismo jugó un papel sobredeterminante,la consiguieron más en los hechos los discursos positivos sobre la gente esclavizada, y no los discursos que hablaban y hablaban sobre lo mucho que sufrían por los maltratos de los esclavistas.

    Por ello, aquí te propongo unos documentos para ampliar la reflexión que propones...

    http://www.hoymujer.com/trabajo/lideres/Edurne,Uriarte,feminismo,fomenta,52810,04,2008.html

    http://www.theatlantic.com/national/archive/2010/07/the-culture-of-victimism-gives-way-to-a-culture-of-bullying/60643/

    http://www.cjsonline.ca/reviews/victimhood.html

    http://allphilosophy.com/board/topic/227

    Un abrazo. Vamos junt@s.

    ResponderEliminar
  12. Querida Ana:
    Me parece muy interesante el comentario de 3nriqu3, y me provoca la siguiente reflexión: hay temas que es más fácil gastarlos, trillarlos que solucionarlos, el tema de la violencia de género con su expresión más aberrante y bárbarica, en los feminicidios de Juarez, están en esa categoría. No olvidemos, porque al final del día no se trata de llevarse bien con su pareja, o acceder a la presidencia de la república, se trata de que todo ser humano independientemente de su situación economica, sexo, origen o edad, tenga la garantía de que sus derechos serán respetados. Creo que ese es el valor más grande de esta lucha por la equidad, su capacidad incluyente e integradora.

    ResponderEliminar
  13. Salvador, esta es una reflexión personal y no un texto que contenga una propuesta o un análisis feminista. Es tan solo una opinión que expresa lo que ha sido mi experiencia personal de 15 años en relación al tema del maltrato a las mujeres; siento mucho que lo interpretes de otra manera.

    ResponderEliminar
  14. Felicitaciones muy buen post, me solidarizo con lo que escribes.

    ResponderEliminar
  15. Una interesante reflexión del conflicto de inequidad social que se vive en el mundo actual. Se aprecia que se hable desde la vida propia, compartir las experiencias ayudan a pensar. Gracias por compartir, querida Ana.

    ResponderEliminar
  16. como siempree te lo he dicho Ana te admiro y grandicima reflexion!

    ResponderEliminar
  17. Gracias por el trabajo que has llevado a lo largo de este tiempo porque también a mí, como hombre, me permites compartir un mundo mejor con las personas que me rodean.

    Un abrazo, Ana, y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  18. Hola ana. Te felicito por tu reflexión, esta muy realista y bien orientada. Yo como esposo, padre y abuelo, no puedo entender que se violente a una persona humana, y mucho menos si es del sexo femenino y lo hizo un varon. Es una realidad que la mujer tiene la misma dignidad y derechos humanos que los hombres, pero además tiene un plus por ser la formadora por excelencia y aunque espirituál y mentalmente es más fuerte que nosotros, sigue siendo el sexo debil fisicamente, y ningún varon tiene derecho a violentarla en forma alguna a ninguna mujer. Yo a mi esposa, a mis hijas, a mis nietas y a mis pacientes que siempre son mujeres, les procuro un trato respetuoso, y no acepto que alguien no les de ese trato. Por último debo commentarte que estoy convencido que es en la familia donde se gesta ese respeto y trato adecuado a la mujer, mi esposa y yo lo hicimos con nuestros hijos varones y así formamos a los novios y matrimonios jóvenes que escuchan nuestras charlas, porque sí es importante formar a esposo y esposa en ese sentido.

    Gracias por tu artículo. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  19. n este pequeño art opino sobre las causas de la violencia de género. Abzs Enrique Stola

    http://tiempo.elargentino.com/notas/ninguna-mujer-es-asesinada-amor-celos-o-pasion


    Opinión
    “Ninguna mujer es asesinada por amor, celos o pasión”
    Publicado el 9 de Octubre de 2010
    Por Enrique Stola
    Médico psiquiatra.


    No hay excusas. Han matado otra mujer, hoy se llama Noelia. Este crimen no fue por amor. No fue por celos. No fue por pasión. Ninguna mujer es asesinada por amor, celos o pasión.
    Una mujer es muerta por ser mujer. Esto es femicidio, la expresión más extrema de la dominación masculina. Su base es el sentimiento de propiedad sobre el cuerpo de la mujer que la mayoría de los hombres tiene. Su lenguaje el discurso sexista que circula en familias, escuelas y en las diferentes culturas privilegiando el ser hombre heterosexual sobre el ser mujer u hombre con otras identidades sexuales.
    El patriarcado tiene sexo y es masculino. El machismo no tiene sexo y atraviesa a todas y todos los seres humanos.
    Ha muerto otra mujer y nos preguntamos cuál será el nombre de la próxima. Seguramente su asesino presentó indicadores de hombre violento en el vínculo que tuvo con Noelia.
    Los noviazgos violentos son una espantosa realidad que anuncia la muerte de jóvenes mujeres o el padecimiento de golpes y descalificaciones de sus parejas durante muchos años.
    Es muy probable que Noelia no haya tenido la formación básica desde una perspectiva de género que le hubiese permitido poner distancia de ese criminal, apenas los indicios de ese hombre violento aparecieron en la relación de pareja que ambos habían mantenido hasta que se cortó.
    Es necesario prevenir estos crímenes y la lucha por una educación desde una perspectiva de género, que visibilice las formas de expresión de la dominación masculina. Es indispensable, a pesar de que los aliados de la muerte se oponen y que los caballeros acompañados por sus damas machistas no renuncien a legislar sobre el cuerpo de las mujeres.
    Tu voto:

    ResponderEliminar
  20. triste realidad amiga querida, digno propósito el trabajar y gastar nuestras vidas para un cambio en la materia

    ResponderEliminar
  21. Afectuoso saludo Ana, gracias por este texto que muestra de forma sincera tus motivaciones para arremeter contra estas formas culturales que apresan nuestra sociedad.
    Sigue siendo necesaria la lucha para remover algunos de esos patrones culturales.
    Un gran abrazo y mi afecto

    ResponderEliminar
  22. Anónimo26.5.12

    Lamentablemente,por el miedo que tenemos las mujeres a denunciar la violencia que vivimos,cuando nos decidimos ya hay tanta afectacion hacia los hijos, que en muchos casos se vuelven contra nosotras llegando a pensar que nosotras somos las malas por denunciarlos, y por lo tanto, sobretodo las hijas,se ponen de su parte y esto lo aprovechan y se vuelven las victimas y entonces no solo es la pareja quien ejerce violencia contra uno, sino las hijas o los hijos.

    ResponderEliminar

De Impacto

ESTADÍSTICA MUNDIALES SOBRE VIOLENCIA DE GÉNERO

• Del 45% al 60% de los homicidios contra mujeres se realizan dentro de la casa y la mayoría los cometen sus cónyuges.
• La violencia es la principal causa de muerte para mujeres entre 15 y 44 años de edad, más que el cáncer y los accidentes de tránsito.
• La violencia contra las mujeres y las niñas es un problema con proporciones de epidemia, la violación de los derechos humanos más generalizada.
• La Comisión de las Naciones Unidas señala que por lo menos una de cada tres mujeres y niñas ha sido agredida física o abusada sexualmente en su vida.
• El miedo y la vergüenza siguen impidiendo que muchas mujeres denuncien la violencia y, por ello, los datos recogidos son inconsistentes.
• La violencia contra la mujer, destroza vidas, rompe comunidades y detiene el desarrollo. Ellas son parte vital de nuestra sociedad.
• La violencia a las mujeres ha existido siempre. Lo más grave es que nos hemos acostumbrado a ella y la vemos como algo normal.
• Las adicciones alteran la conducta y en la mayoría de casos de violencia a mujeres es bajo el efecto de alcohol o drogas.
• En México 1 de cada 5 mujeres ha sido maltratada física o sexualmente.
• Cada 15 segundos una mujer es agredida.
• En 1 de cada 3 hogares ha habido maltrato emocional, intimidación, abuso físico y sexual.
• A escala mundial, se estima que al menos 1 de cada 3 mujeres ha sido golpeada, coaccionada para tener relaciones sexuales o ha sufrido otro tipo de abusos por algún hombre presente en su vida.
• Cada 6 horas ocurre el asesinato de una mujer en México.
• 1 de cada 5 días de trabajo que pierden las mujeres se debe a la violencia que sufren.
• 40% de los asesinatos de mujeres ocurren en su propio hogar.
• Cada 9 minutos una mujer es violentada sexualmente.
• 4 de cada 5 de las mujeres separadas o divorciadas reportaron situaciones de violencia durante su unión, y un 30% continuaron padeciéndola, por parte de ex parejas, después de haber terminado su relación.
• Más de 85% de los casos de agresión contra mujeres que son denunciados en México quedan impunes.
• Del total de las mujeres casadas o unidas, 60% ha sufrido algún tipo de violencia patrimonial, ya sea por algún familiar u otra persona.
• Los costos sociales y económicos de la violencia contra la mujer son enormes y repercuten en toda la sociedad. Las mujeres pueden llegar a encontrarse aisladas e incapacitadas para trabajar, perder su sueldo, dejar de participar en actividades cotidianas y ver menguadas sus fuerzas para cuidar de ellas mismas y de sus hijos.
• En México, los costos económicos y sociales derivados de las agresiones hacia las mujeres, sus familias y comunidades ascendieron, en 2008, a más de 168 mil millones de pesos.
• Los costos económicos de la violencia se calculan a partir de la menor participación de las mujeres en el mercado laboral, menor productividad en el trabajo y mayor ausentismo; la violencia también genera menor capacidad de ahorro e inversión.
• La violencia doméstica tiene un impacto potencial sobre la capacidad futura de los niños para conseguir un empleo adecuado, ya que los niños que vienen de hogares violentos suelen tener escaso rendimiento escolar, en Latinoamérica, la edad promedio de deserción escolar es de 9 años en caso de existir violencia intrafamiliar, contra 12 años en caso de no contar con ella

VIVAN LAS MUJERES DE MÉXICO!!!

NO lo MAQUILLES

MUJERES-MUSAS